domingo, 16 de diciembre de 2012

Calurosa Navidad (edición 2012)



         Como muchos saben (y el que no, lo sabe desde ahora) mi época favorita del año es -sin    duda -la navidad. De hecho cada año escribo sobre ella y cada año llego a nuevas conclusiones. La gente -aunque no quiera o no lo note -se comporta diferente, el cansancio de un año particularmente intenso hace que las defensas bajen, estamos más vulnerables y eso, de una u otra manera, nos vuelve más amables o más empáticos con los que nos rodean. 

      También están las relaciones fraternas, los padres que llaman a sus hijos sin motivo aparente para conversar acerca de la vida y los intereses, buscando informarse sobre cómo dar con "la sorpresa", con ese detalle que miras y dices "pero yo nunca lo pedí! cómo supiste que lo quería?" lo cierto es que pedimos, todo el tiempo, sólo que para variar no lo notamos, y eso genera que la gente que nos ama y ama sorprendernos se desarrolle un  nivel de comprensión sin precedentes. Lindo. 

            Por mi lado está la Antonia, la Antonia que lo pide todo, pero en verdad no quiere nada, la Antonia que llega un día cualquiera y me dice "Mamá el viejo pascuero no hace los regalos -pero luego de que nota como sudo frío, termina diciendo -los hacen los enanos. En su taller." (Niños! son increíblemente literales!). La Antonia que encontraba el árbol de pascua súper lindo, pero me recordaba todos los días que no tenía una estrella. Sí, esa misma Antonia que AMA las galletas de navidad de envase rojo, o hacerlas ella misma con forma de niñitos y elefantes. Lo cierto es que la navidad con ella toma sentidos nuevos cada año, y no hablo del regalo prometido de esta vez (al cual me referiré en su momento), sino que al sentido de la navidad, que se modifica cada año, que se perfecciona, que adquiere nuevos detalles. Cada navidad la Anto le agrega un grado de complejidad al cuento que es difícil de entender a simple vista. Supongo que es una manera de notar cómo ha crecido y cómo lentamente año a año se integra más al orden social, con todos los estereotipos que ello conlleva. Igual es algo rico de disfrutar, porque ahí es donde te das cuenta de que los niños son realmente tablas rasas a nivel de estereotipos sociales. 
Entonces vamos con las cosas superfluas, las que a ustedes les gusta leer y a mi me gusta contar: 

Las aventuras navideñas de la Antonia y su mamá. 

1.- El regalo prometido. 

Todos los niños piden una docena de cosas para navidad. La Antonia no es indiferente a eso y pide -literalmente -TODO lo que ve en la tele, en el orden que se lo presentan y a veces hasta tomándose la molestia de recitarte el anuncio completo. Es así como llegamos al "qué le pediste al viejito pascuero para navidad, Antonia? -un Conejito Milky, sólo en Falabella". Así, tal cual, con todo y marca. Parece fácil, cierto? No lo fue. Ni fácil ni barato. La mamá de la Antonia, en su afán de ayudar al viejo pascuero, lo primero que hizo fue... meterse a internet. Y qué creen? Ni rastro del conejito. Pasaban los días, las semanas, y yo le preguntaba a la Antonia qué le había pedido al viejo pascuero, con la secreta esperanza de que la cabra chica cambiara la lista. Pero en lugar de eso... agregaba cosas.

-El conejito Milky, un monopatín -sin motor porque todavía soy una niña, y un "lilolos petshot". -Ésa es la lista definitiva. Ahora podemos desglosar el "lilolos petshot" como: un perrito cantor y la lagartija que hace así (y la Antonia saca la lengua). El perrito cantor está bien... pero la lagartija, que en verdad es un Camaleón APARECE 3 SEGUNDOS EN EL COMERCIAL. Así que esa.. algún día. 

Pero volvamos al Conejito Milky. Y a su sorpresiva inexistencia. Se convirtió de a poco en el "turboman" de mi rutina navideña, incluso llegué a hacer un llamado público en el lugas más concurrido que conocía: facebook. El cual fue por suerte atendido por la Kono, que en una de esas googleadas buena onda para saber cómo era el juguete, descubrió que estaban al borde de la extinción. Luego de las correspondientes chuchadas al conejito, al viejo pascuero, a falabella y al universo comenzó la búsqueda en serio... con una seguidilla de mails a mi mamá: 

"Mamá! necesito tu ayuda, me dijeron que en el parque arauco quedan conejitos milky, compramelo porfa, ya que son tus barrios!! T_T Se ha convertido en la princesa celestia del 2012.-" 

"Javiera : Esta critico el cuento del conejito, sólo quedan en en Arauco Maipú y en Melipilla aca en santiago .

En el Arauco Maipu quedan 50  y en melipilla 10

No pude ubicar a tu padre pa ir a comprarlo hoy así si quieres lo llamas y le pides que me llame."

"ya llamé a mi papá :) 

Gracias, mami, eres la más jugada!" 

A veces es la más pesada y cuando anda con la wea se preocupa de cruzar fronteras para que todos nos veamos afectados, pero de que es la más jugada, es la más jugada :). 

2.- Mamá, el árbol no tiene estrella. 

Como todos pueden suponer la principal motivación para armar el árbol de pascua es la Antonia. Sí, amo la navidad, pero soy REALMENTE floja. Sin embargo ahí está, armado, bonito y... sin estrella (hasta hace poco). 
Entonces llegó el comité evaluador de una sola persona, inspeccionó el árbol de arriba a abajo, luces prendidas y apagadas, pensó un poco y dijo: 

- Mamá, no tiene estrella. No está completo. Y no quiero que tenga adornos amarillos, sólo rojos. y el pesebre? -A lo que bajé la cabeza y me sometí a las exigencias de mi evaluadora. Sustituimos el rosetón rojo que puse en la punta por una estrella amablemente donada por mi tía que, con sus cables blancos a la vista, que requieren ADEMÁS un alargador, y sus colores que te recuerdan a esas imágenes religiosas con aureolas de neón que venden en estación central desentona TANTO que la Antonia LO AMA. Saqué casi todos los adornos dorados y sólo dejé unas campanas que la Antonia quiso poner juntas en una misma rama. Y bueno, saqué los monos del pesebre y se los entregué. Ella los dispuso IGUAL que en la caja con ciertos invitados sopresa para que no se viera muy pobre la cosa. Ya saben, unas 4 vacas más, cientos de caballos, la princesa celestia y unos dinosaurios locos que se quedaron por ahí. Ah! y muchos perros!. 

3.- Es navidad hoy? 

Los niños no tienen nuestra noción del tiempo, porque aún no saben medirlo. Si yo le digo a la Antonia que navidad fue ayer, y le muestro un calendario y le digo que es 28 de diciembre, ella no tendría por qué no creerme. Pero ahora que se le ha inculcado el cuento de la FIESTA navideña. Ella lo espera. De todos modos cada vez que prende la tele es: "mamá quiero esto... quiero dos, uno para tí y otro para mí" -Ya, hija, en navidad "es ahora?" no... "y ahora?". 

4.- Si el viejito pascuero no me lo trae, no importa. Se lo pido a mi papá. 

Y ahí me caga. 

5.- El secreto a voces. 

Aunque no lo parezca, en mi familia estamos todos grandes, y hablamos de la navidad y los regalos sin el misticismo clásico. El problema es cuando lo hacemos frente a la Antonia. Y a mí me pasa a cada rato! 

Mi papá: Y encontraste el conejito? 
Yo: sipo, si mi mamá lo compró, pero hay que revisarlo, ponerle las pilas y....-me doy cuenta de que la Antonia está al lado mío, atenta escuchando -pero eso lo tiene que hacer el viejo pascuero, o sea yo ya me reuní con él para hablarle acerca de la Antonia... Y no importa cuánto hable. Mis papás me retan, como si ellos nunca se hubieran equivocado (lindos), y la Antonia no me dice nada. Y eso me da pánico. 

Y de momento eso es la navidad para mí, un montón de aventurillas domésticas y diminutas que te hacen reflexionar acerca de muchísimas cosas. Incluso redescubrirse un poco también en esto de las intenciones. De lo que pasa y lo que va a pasar, como dije, en este año que fue particularmente intenso. 


domingo, 25 de noviembre de 2012

Lo que se empieza a terminar.-

Tramo 3. Día #1.- 

Hoy en teoría comienza el tercer (y último) tramo de la dieta. Cumplí con TODOS los NO. Me morí de hambre a veces y otras inventé maneras de escabullirme entre los tecnicismos que no me dejaban comer. En 21 días bajé algo así como 4 kilos, con lo que me puedo considerar conforme. Qué les puedo decir de la dieta cetogénica? Que, al menos para mí FUE UN TOTAL FRAUDE ¬¬. 

"En esta etapa te verás más delgada con 10 ó 15 kilos menos" MENTIRA!!! A duras penas bajé los 4 que quería!. Pero si tengo que admitir algunas cosas importantes: 

1.- Mientras me codeaba entre la gente hermosa que se preocupa de la cantidad de calorías que tienen las cosas, me di cuenta de que eso es importante. No el número de calorías, pero los horarios de las comidas y establecer ciertas horas para dejar de comer son cosas que en general parecen no ser importantes, pero que marcan diferencias. 

2.- El ejercicio es bueno, lo reconozco. Me hace muy bien correr y elongar, me aclara las ideas y cada vez amanezco menos adolorida. 

3.- Regular las comidas ayuda a descansar. Cuando decidí dejar de comer a las 9 cada día, tengo que admitir que mejoró mucho mi calidad de sueño. Así que háganlo. 

4.- Ya no siento hambre. Comencé a darme cuenta de que puedo tomar desayuno a las 7 de la mañana y seguir hasta las 12 sin estar comiendo todo el tiempo. Mi ansiedad claramente ha bajado y claramente me preocupo de comer a las horas que me propuse aunque no tenga hambre. 

5.- Ahora tomo agua. Sí, wn, ahora tomo mucha agua. 

6.- Me reconcilié con mi cuerpo. Es lo más importante en verdad, me miro al espejo y me gusta lo que veo. No, no estoy siendo narcisista, para nada, pero estar feliz con la propia imagen genera una autoconfianza que estoy disfrutando mucho. 

Y ahora el momento en que todo empezó a terminar... Ayer estaba un poco mal. Cansada, incluso mareada, así que decidí aceptar un chocolate (el trencito MÁS DELICIOSO EN LA VIDA). Fui al gimnasio e hice mi día "normal". Y en verdad no me importó mucho. 

Hoy me comí un alfajor junto con el té. 

Y me iré al gimnasio otra vez.

Estatus de la dieta?... bueno, terminaré el tramo que falta, claro con estos dos "saltos en la trama". jijiji. 

domingo, 18 de noviembre de 2012

La Kermés SSCC Alameda 2012.

Tramo 2. Día #4. 

Los días ahora pasan más rápido. Ya faltan sólo 6 días para terminar este tramo. Igual tengo mis quejas, pero bueno, aún quedan días para ver realmente los resultados. 

Ayer fue la Kermés de los SSCC, como todos los años un despelote inmenso de gente, entre los que esta vez se contaban la Antonia y sus amigos. 

Durante la mañana tuve un escueto desayuno, condimentado principalmente por la presión de la hora, ya que debía estar ahí antes de la 1, pero entretanto, preparar a la Antonia, dejarla con mis papás, ir al supermercado (para llevar mi colación, ya que... bueno, ahí sí que sería fácil "caer en tentación"), etc, etc, etc. 

De colación no preparé nada, porque -para variar -salí bastante tarde. Sin embargo logré llegar a la hora y pasar por un amable negocio para comprar una manzana. La manzana verde mientras caminaba por las desiertas calles sabatinas no me pudo saber más a gloria, con lo que mi ánimo y mi disposición a trabajar en el stand de la feria de las pulgas de Medio Mayor A y B era óptimo. 

Lo pasé muy bien dentro de todo, y a nuestro stand parece que le fue súper. Hasta que me empezaron a sonar las tripas... ya a las 3 de la tarde partí rumbo a la casa con la promesa de volver después, pensando que podría almorzar tranquilamente y volver con la Antonia para disfrutar un rato del resto de la fiesta... PERO me encontré con mis papis en la salida del colegio, por lo que mi "vuelta" en verdad fue sólo una humillante "vuelta en U" de un rango bien reducido. 

Mis papás no pudieron entrar por falta de entradas (plop), por lo que éramos sólo la Antonia y yo. Yo pensaba en el mejor modo de mantenerme firme con mis hábitos alimenticios, pero pensar que tenía que tener energía suficiente PARA UNA ANTONIA SUELTA me hacía considerar seriamente la posibilidad de dejar todo hasta ahí. 

Y en ese momento descubrí cosas bien buenas del evento en cuestión: 

Como éramos varios los apoderados y los niños se agrupaban para jugar, lo que hacíamos era dejar a uno cuidando a los niños mientras los otros iban a comer, y así. Entonces -igual con mis aprehensiones, de que la cabra chica no se fuera a tirar de una mesa y a caer de cabeza mientras yo estaba haciendo la fila de los anticuchos -me dirigí rauda al "sector de la comida". Veía a demasiada gente con hamburguesas (no puedo comer pan), comida china (no puedo comer... wantán), Pizza (volvamos a mi impedimento de masas), Jugos (gracias, pero no puedo), Completos (volvamos a lo del pan), Sopaipillas (bueno, eso), empanadas (Sí, masas...). Y ya pensando seriamente en el desmayo... encontré ANTICUCHOS! Sí!! como puedo comer carne, TUVE que almorzar anticuchos!! jajajajaj ya era feliz de nuevo, y con la guatita llena para hacer mi turno de cuidar a la Anto y sus amigos, que en algún momento salieron arrancando del "lugar de reunión" donde jugaban. Cuando logré alcanzarlos me di cuenta de que salieron a saludar a la Tía No-se-qué, que les devolvió el saludo y ahí me percaté de otra cosa: Como las entradas son numeradas y se reparten entre los apoderados, el riesgo de que a las 3 de la tarde encuentres a gente practicamente desconocida es muy bajo, por lo que los niños sólo se codean con sus compañeros, profesores y a veces familiares de éstos. Luego de un rato, todos comenzamos a relajarnos más con el tema del campo visual, porque apenas dejábamos de verlos, llegaban de vuelta con alguien a quien se habían encontrado. Descubrí así que la Antonia tenía una amiga en un curso más arriba y aunque no sabe como se llama, se saludan con mucho afecto. 
También vi aquellos casos en que familias enteras llegan temprano para pasar el día ahí. Les dan unas lucas a los niños que las gastan en tonteras, y se desentienden por un rato, se juntan con otros apoderados y tratan de pasarlo bien. Nadie estresado ni preocupado, y los cabros chicos se pasean por todos los stands pidiendo cosas, en cada mesa había dulces de "libre disposición" y, por supuesto los juegos inflables. 
La Antonia comió hartas porquerías y yo casi ninguna, se gastó una millonada dentro de un cocodrilo inflable que adentro tenía un león como campanilla y andaba contenta, cochina y feliz con todos sus amigos, interactuando con profesores, otros alumnos e incluso otros apoderados. (Es chistoso cuando llegan otros niños y te dicen "mamá de la Antonia, la Antonia se alejó mucho" y uno sale a buscarla). 
En fin, bien por la Kermés, salvo el hecho de que el acto principal -Dj Mendez -se ausentara, dejándolos a todos un poco con las ganas, y a la Antonia?... con la ganas de volver al día siguiente a "ese lugar". 

jueves, 15 de noviembre de 2012

Round #2!

Tramo 2. Día #1.- 

Y así empezamos de nuevo... (hoy no habrá fotos, porque olvidé la cámara en la casa de mi mamá, jijiji). 
Empiezo el segundo tramo (medianamente más permisivo), pesando 52 kilos, o algo así. Sí, yo también pensé en que no es NADA en comparación a todo lo que he webiado, pero por otro lado sólo han pasado 10 días además de asumir que he controlado considerablemente mis ataques de ansiedad (no, no estoy autoconvenciéndome, voy a seguir adelante con esto hasta el final). Pero tiene sentido. Comencé a buscar una menú para el primer tramo de esta dieta... y me encontré con esto


* El menú diario de este primer tramo puede ser:

Desayuno (esperado):
- café, mate o té con edulcorante y una cucharada de crema de leche (nata líquida). (Omitiendo la nata líquida... sí, ok) 
- tres galletas de gluten. ( qué?)
- queso y fiambres y/o huevos revueltos (ok). 

Desayuno (real): 
- Café, té con stevia. 
- Queso, fiambres Y huevos revueltos. 
- Yoghurt (a veces). 

a media mañana (esperado): 
- yogurt desnatado. (ok). 

a media mañana (real): 
- Yoghurt :). (pero no sé si a media mañana. Y a veces en medio de muchas rebanadas de queso... estoy siendo SUPER honesta, sino no vale). 

comida (esperado):
- carne sin límites, de acuerdo al apetito, asadas, al horno o a la plancha. (ok, depende). 
- huevos (siempre). 
- una de las verduras permitidas (sólo una?). 
- gelatina diet (puaj!). 

comida (real): 
- Atún. (vienesas a veces, camarones). 
- Huevos. 
- Lechuga. 
- A veces palta. 
- medio tomate (mentira, siempre fue uno entero jajajaja). 
- Yoghurt. 

cena (esperado) : igual que la comida  
cena (real): No ceno... PERO tomo once, y ahí me preparo una especie de tortilla de huevos con queso, jamón y espinaca (nomnomnom). Y Yoghurt."  

Hasta ahí bien... pero CLARAMENTE no son mis únicas comidas en el día. A eso súmenle el snack, y la cantidad depravada de agua que tomo durante el día... y el gimnasio.... y la vida, supongo (esa es una variante que SIEMPRE vale la pena considerar). 

Entonces no me siento tan mal de que los resultados no fueran proporcionales a lo que yo SENTÍ  que me sacrificaba. Supongo que así funciona la escala de Mercali, jajaja. 

Volviendo a la dieta, en este primer día me encuentro con el siguiente escenario: 

"(...) agregando, además (Qué palabras tan maravillosas):

- 1/2 litro de leche desnatada al día (he visto el cielo con eso). 
- frutas al día, dos naranjas ó una manzana ó tres ciruelas ó un trozo de sandía ó melón ó piña ó doce frutillas ó tres mitades de duraznos, quitando todo el almíbar
- comer durante diez días la fruta que elija entre las nombradas , no cambiar. (elegí las manzanas porque son más fáciles de conseguir, pero cuál fue el colmo de eso... QUE JUSTO HOY NO ENCONTRÉ NINGUNA! xD). 
- verduras, no de la cosecha debajo de la tierra, (Nunca entendí eso)
- si repollo, zapallito, zapallo, espárragos, pepinos, pimiento, brocoli, etc.
- durante los diez días se puede comer una sola vez arroz integral ó fideos de gluten con crema ó quesos (no salsas) (me da toda la paja buscar "fideos de gluten"). 
- helados de frutas, tres bolas para este tramo, juntas o separadas (creo que pasaré de este paso...)
- bebidas alcohólicas por día: un vaso de vino (no dulce) ó una copa de sidra ó medio vaso de whisky, champán ilimitado. (Como alguien dijo sabiamente "eso es como para calentar el hocico!" Y creo que tiene TODA LA RAZÓN. Y sí, también lo estoy aplicando al helado)."  



Y aquí estoy ahora, en este tramo que se supone que será más fácil. Me devoré la manzana y me empiné la leche...y me dolió la guatita. Lo cual es irónicamente un buen síntoma... creo. 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

De nuestro servicio de utilidad pública.

Tramo 1. Día #10

Bueno, se supone que en realidad hoy tengo que hablar de algo. Perdió Chile, hizo calor, incluso tembló, la María me dijo que durante los próximos dos días no se puede pelear porque así... no sé, algo pasa con el calendario maya, pero tenía que ver con el eclipse... bueno, a la mierda en verdad... 


porque yo...... 


                       TERMINÉ EL TRAMO UNO!!!!!



Emoción. 

Bueno, estoy contenta y orgullosa de haber completado la primera de estas 4 patitas (la más difícil además). Y no sé qué más decir, porque tengo puro sueño. Mañana les cuento cómo es el tramo 2, qué puedo comer y qué cosas deben seguir esperando :).- 


Cambio y fuera (por hoy) :). 

Algo parecido al ahorro.


Tramo 1. Día #9. 

Una de las cosas más extrañas (y en lo que claramente nunca me detuve a pensar) es en que las cosas que no como son cosas que no compro. Sí, es súper weón, pero da un poco para pensar o para mirar la dieta con un poco más de amabilidad. 

Usualmente voy a algún lugar, me compro un café y un muffin por no sé, dos lucas. Ahora piensen en esta cantidad varias veces a la semana. Lo que hago ahora es tomar te-café en el mug hipster (porque debo asegurarme que no tenga azúcar... remitámonos al martes de la semana pasada), y en vez de pan sólo desayuno huevos  con queso y jamón (que están en la casa, no es que sean gratis, pero siempre han sido parte del gasto mensual). El yoghurt natural batido que tanto echo de menos cuesta $350 aprox, mientras que el que tengo que tomar ahora... $169 (aunque no es tan facil de encontrar). 
A la hora de almorzar estoy obligada a saber llegar a la casa y a olvidarme de la posibilidad de comer afuera, y eso está bien. 
Ahora, con lo que realmente sufro es con el tema del snack. Por muy barato y considerado que sea, no irán a esperar que voy a reemplazar así de fácil el clásico super8 con una bolsita de maní, o el yoghurt. Igual molesta, tengo que ser franca. 

A esto se reduce el supermercado últimamente. 

PERO (esto es importante) no es sólo el ahorro el tema de hoy. Claramente es molesto no comer todo lo que quiero comer, sobretodo viviendo en un mundo preapocalíptico que produce tantas cosas ricas. Pero al tener que contenerme he descubierto lo ansiosa que soy. No, no es que ahora vaya a comer sano todos los días y a convertirme en una monje de la comida, pero igual es cierto que solía tener hábitos que no tenían mucho sentido (y que, claro, de una u otra manera me trajeron a este punto). 
Me gustan ene los dulces, pero reconozco que comerme un paquete de galletas completo en la mañana no era precisamente una conducta digna de imitar. 
Entonces llego a la conclusión de que además de sustituir unas comidas por otras, voy sustituyendo lentamente mi actitud, y además de reforzar la fuerza de voluntad me vuelve más consciente acerca de mí misma.

Eso hasta que me toca ir... a la casa de mi abuela. 
Yo amo a mi abuela, es la mejor abuela, pero tiene el mismo mal que todas las abuelas: si la comida es un problema universal, también es una solución universal. Luego de tratar de meterme comida por todos lados, creo que se molestó un poco cuando saqué el yoghurt que llevo de colación: 
- Y eso? 
- Es que es lo que puedo comer, abuela.
- Ah, y no me vas a dar? 
- ahm... bueno, pero no es muy rico. 
- Ah, pero yo quiero probarlo. 
- (se lo pasé, lo probó) No, está bien rico, fíjate. Dónde lo compraste? yo también lo quiero. 
- Jajjaja, ya, pero no te lo comas todo! 
- Ah, perdon... ya te vas? 
- Sí, tengo que almorzar. 
- Almuerza aquí, ya voy a servir el almuerzo. 
- No, gracias, es que no puedo comer aquí. 

Y algo se quebró entre ambas... algo que recuperaré cuando pueda romper la dieta. 

PS: Esta es la entrada más fome de todas. Por qué me molesto en ponerla? Bueno, porque toca un punto importante y porque MAÑANA TERMINO EL PRIMER TRAMO. Y eso SIEMPRE es digno de ser publicado ;).

lunes, 12 de noviembre de 2012

De lo bueno... y no tanto.

Tramo 1. Día #8. 

Luego de la inesperada laguna del fin de semana (de antemano mis disculpas, sé lo mucho que esperan cada día el momento en que les cuento cómo capeo el hambre). Los pondré al tanto: 
El frío del viernes, finalmente hizo que sucediera lo inevitable: las ganas de comer chocolate llegaron al punto de ponerme triste. Ganas súper mongólicas en verdad, pero que casi no me dejaban pensar en otra cosa. Así que me puse bien triste (porque ando bien sensible en verdad, parezco mina ahora). 

"Tanto te importa como sea yo?" Es cierto que el tema de la dieta fue mi idea, mi decisión, y que nadie me está obligando a hacerlo. Pero (casi) nadie me apoya tampoco, y creo que eso es bien injusto... así que compartiré con ustedes las expresiones de lealtad y compañerismo que más me han llamado la atención: 
(** Si sienten que les son familiares... sí, las saqué textuales del chat de facebook, en los casos en que así se diera). 

1.- Para qué estás a dieta? Para perder peso, claro, y mantenerme luego en esa nueva "medida". Y para que me preguntes. 
2.- Por qué? Porque quiero-puedo. 
3.- JAJAJAJAJA estai a dieta????? Resume de manera triste (pero franca) los dos puntos anteriores. 
4.- Pero pa qué? haz ejercicio! Yo espero que la persona que me dijo esto NO entienda la relación estrecha entre el ejercicio y una dieta balanceada... y no me esté deseando un infarto. 
(esta frase tiene la peligrosa variante de "Haga ejercicio y cierre la boca")
5.- Te apoyo, pero creo que no lo necesitas. Adorable apoyo a regañadientes, pero que se agradece, porque en el fondo te dice "no, no estoy de acuerdo, pero sé que sabes lo que haces". 
6.- Esa dieta es re maraca... pero ánimo, porque los resultados te hacen feliz! Una buena amiga? mejor que eso: mi propia hermana. 
7.- Ah, un desarreglo no hace nada, yo he hecho dieta dos veces y da lo mismo. El comentario tentador. 
8.- La mejor dieta es la balanceada no es no comer! Las minas entienden mal esa wea. Soy la única que detecta un ligero rasgo de misoginia en ese comentario?. 

Lamentablemente un porcentaje importante de las personas son más prejuiciosas de lo que parece y malentienden las dietas asumiendo que todo el mundo lo hace: Yo paso hambre, obvio, pero porque no puedo comer chocolates o cosas ricas que tirarían a la basura todo mi esfuerzo anterior. Evidentemente no dejo de comer, y sí, lo complemento con ejercicios en la medida de lo que puedo. En verdad he pensado mucho esto y sé lo que hago, por qué de repente es tan difícil de asimilar? 

Desde que el mundo es mundo, objetamos las decisiones de los demás. Cuando eres chico te dicen, claramente que NO te tiene que gustar, y te cambian los dinosaurios por muñecas, o los telescopios por autitos. Ya más grande aparece la queja adolescente: todo tiene un "pero" y el rechazo parental se convierte en el requisito principal para que algunos amigos entren en nuestro círculo. Más adelante las amigas muchas veces nos convertimos en el verdadero filtro a la hora de salir con alguien, y así, la vida sigue con las objeciones que hacemos a todo y a todos. No pienso parar con esa costumbre ancestral, pero me reservo el derecho a que me importe una soberana raja. 

Entonces ese mismo viernes recibí una llamada de la Paola, que está haciendo la dieta conmigo. Y me hizo muy bien escucharla. De verdad necesitaba compartir lo que me pasaba con alguien, y qué mejor con quien hace lo mismo que yo?. 

Y una botella de agua para mí, por favor. El sábado hice algunas cosas que me permitieron dejar de pensar en esto, sin embargo la vida social no para y al parecer tampoco perdona, porque ya cerca de las 5 estaba camino a juntarme con mis amigas a ver Frankenweenie (que a todo esto es bien buena, pero definitivamente no es para niños, es más bien para quienes recordamos al viejo Burton con cariño y respeto... antes de que Disney se comiera su alma creativa y lo hiciera tratar de emparejar al hombre del sombrero con Alicia). Qué ganas de comerme uno de esos churros cuáticos que venden en el Hoyts, pero no, siempre firme, sin dejar que el miedo al error me vuelva casi agorafóbica. Me latea no comer cosas así, claro, pero menos que antes. porque siento que cada vez falta menos, y noto el cambio lento, pero que va a perdurar. 
Y el domingo fui al Filippo y me compré... un agua mineral. Aún lo recuerdo con dolor, pero con una suerte de orgullo nuevo hacia mi cada vez más renovada fuerza de voluntad.

Pero no todo ha sido dieta y sentirse con los amigos que no han resultado como apoyo moral. Hoy fui con la Antonia al colegio y no quería entrar. Así, sin más, se enroscó en mi pierna y decidió que no iba a entrar. Asomé la cabeza hacia la sala y le di a entender a la tía que necesitaba "refuerzos". Ella llegó, la trató de abrazar, le ofreció actividades, pero nada. La cabra chica seguía apernada ahí, dispuesta a seguirme hasta el fin del mundo, menos a la sala de clases. Entonce pasó algo curioso: como la tía se demoraba mucho, los niños comenzaron a asomar la cabeza a ver qué pasaba, y cuando vieron a la Antonia la abrazaron, la tomaron de la mano y la invitaron a entrar. Ni se despidió de mí, sólo me hizo extender la mano y me dijo "me cuidas esta piedra?" y me entregó ese trofeo infeccioso que recogió en alguna parte. Entonces, mientras seguía mi rumbo pensé en lo importantes que son los amigos, en toda clase de procesos. Entendí ese momento en que incluso superan a la familia, aunque aparezcan y desaparezcan, aunque sean como las tendencias y vuelvan por temporadas, aunque cual moda duren 6 meses, los amigos son demasiado importantes en la vida de las personas porque marcan esa pequeña diferencia entre el hacer y el no hacer, aunque les hagas caso o decidas hacer sólo para llevarles la contra. Son los que te avalan, te critican o incluso te dan la idea, son los que te impresionan y a los que buscas impresionar. Son la gente con la que te enojas y de la que esperas llamadas, que te animan por mensaje de texto, hacen risa de tus errores y muchas veces se enemistan con tus enemigos de modo solidario, alimentan el pelambre, se ríen de tus chistes, te acompañan, te exigen compañía. Claramente la Antonia no vio en este gesto lo que yo vi, pero espero que algún día en el futuro lo haga. 

PS: YA QUEDA MENOS PARA FINALIZAR EL TRAMO 1!!!
PS2: luego se vienen los 10 días de comer manzana jajajaja. 

jueves, 8 de noviembre de 2012

El "precio" del espacio.

Tramo 1. Día #4 

Tenía una entrada preparada para hoy. Estoy atrozmente resfriada-alergizada-lo que sea. Tengo que ir a buscar a la Anto al colegio en un rato más (hoy tendrá su "simulacro de sismo", y me encantará escuchar qué consejos me da al respecto) y hace frío. Pero una inspección leve a la "tele de la mañana" me ha dado una mejor idea (para darles un descanso acerca de lo que no-como). 
Después del camión con naranjas que dejó la escoba en la carretera, el extenso y sobreproducido reportaje de Canal 13 (sí, el "canal católico") acerca del fin del mundo (de verdad, es necesario mandar a un equipo de producción a la mismísima Riviera Maya para buscar una piedra con un tallado difícilmente legible cuya "traducción literal" es: "el fin del mundo es el 2012"?? eso de seguro inspira mucha seguridad a la dueña de casa que ve el programa en ese momento y se lo cree TODO), y una mujer que "necesitaba" un cambio de imagen que la volviera más "femenina" sólo por el hecho de ser árbitro, aparece una "noticia", o un apunte aparentemente sin importancia, pero que en mi opinión puede tener múltiples lecturas. 

"Kenita, por favor retírate, queremos invitados de calidad", lo he escuchado en TODOS los tonos posibles. Con seria ironía, con risueña ironía, con seriedad, con agresividad, con pausas que no existían... y creo que más que hablar de ese tema, y sacar el opinólogo que llevamos dentro, hay que hablar de los argumentos con que se defienden cada una de las partes (la afectada, los afectadores, el productor, el twitter, facebook, lo que una vecina escuchó, lo que dice la cuarta, lo que redactó Lun... bueno, ya entendieron, lo que dijera todo el que siente que tiene algo que decir, incluyéndome, claro). 

Yo tengo sentido del humor, sobretodo del humor estúpido. La imagen de un hombre golpeado en la cara con un pescado SIEMPRE me anima (jajajjajaja, en serio, a quién no?). Pero no me gusta el club de la comedia (así que quiero dejar súper claro que en NINGÚN caso hablo como fan o algo así). Creo que el humor idiota es algo válido, súper efectivo y además increíblemente fácil de hacer (piénsenlo, Jackass tiene películaS, sí, plural). Tambien creo que caricaturizar los estereotipos es un elemento inteligente, ya que demuestra un trabajo de observación de nuestra sociedad. Nos hace sentir identificados. Ahora, reforzar los estereotipos... bueno, eso es algo diferente. 

Un segmento de mi televisor dice que la culpa es del programa por faltar el respeto. El otro lado dice que la culpa es de la tipa porque "sabía a lo que iba" (de hecho es lo que dice mi hermano también). Yo sinceramente creo que todos salen ganando y se producen muchas ironías al respecto: 

1.- "No somos un programa de farándula". Le han dicho a cuanta sección de farándula de matinal les ha preguntado. Entonces para qué mierda querrían a un personaje como Kenita Larraín? Digo, no es que tengan que hacerle un examen habilitante a cada persona que entra a su programa, pero bueno... peras con peras. 

2.- "Al Negro Piñera lo trataron pésimo igual". Dicen los defensores del "estilo de programa". Lamentablemente no me cuento entre esas personas. Estoy de acuerdo con que no es secreto para nadie que la línea editorial de espacios como ese es... bueno, esa (sea la que sea), pero es un poco idiota hacer una comparación de la "crueldad" televisiva y usar ese argumento para justificar el hecho de que se hace broma de un estereotipo, y que lo hacen de manera sexista. 

Acá me voy a extender un poco más: 

Revisemos a los rostros del club de la comedia (ah, no me vengan con esa mierda de que ahora es un Late, porque es un spin off del club de la comedia).Son feos. Sï, uno es gordo, los otros son descuidados y en su mayoría son verbalmente agresivos. Como vivimos en una sociedad a la que le gusta la burla, eso se acepta. Creamos personas inseguras, con tanto miedo a hacer el ridículo que vuelcan toda esa frustración burlándose de otros (casi para desviar la atención). No estoy diciendo que tengan que ser unos santos, pero son burdos, y absolutamente corrientes y en alguna parte alguien les hizo creer que eran más inteligentes que los demás. La comadre en sí no es una lumbrera, claro está (porque a fin de cuentas, más weón que ir a meterse al Late de Copano, creyendo que no te van a webiar!), pero cuál es el tema? Es mujer. Ahora fíjense en las mujeres que pertenecen al staff del programa. Las hay? qué papel cumplen? son graciosas? los chistes les suenan igual? 
Yo no veo este programa, pero el fin de semana pasado, para bien o para mal, recibí un shot de Late gracias a mi hermana, una fan declarada de Fabrizio Copano. Y a qué conclusiones llegué? además de lo que dicho?... bueno, que Pedro Ruminot tiene un fetiche con vestirse de mujer y que al ratoncito le encanta andar en pelota. 

3.- "Es lo que le gusta a la gente". Creo que aquí está el problema. Existen tres clases de jóvenes en general: Los que no están ni ahí con todo, los que protestan por todo, y los demás. Pero las dos mayorías más populares son las que, al unirse, crean este tipo de espacios donde tienes la dualidad de que presentas a gente que cree que al mofarse de las situaciones las cambian. Y eso es... eso no tiene sentido! 

4.- "Si le pagaron...". De verdad es eso un tema? Entiendo que cobrar por dar una entrevista es una forma cuestionable por algunos de sacar provecho a las apariciones en público (yo no lo creo, o sea, si hay gente que está dispuesta a pagar, por qué no cobrar?). Pero lo que sí encuentro un poco extraño es que haya gente que piense que al pagarle a otro por una entrevista se "adueñará" de esa persona durante ese espacio? O sea, el objeto del pago es la entrevista, no "disponer de la persona". La dignidad, la integridad, e incluso el sentido del humor no deberían tener precio. Recibir un pago por una entrevista no debería facultar al entrevistador a disponer del entrevistado como le plazca. Mal por las personas que así lo creen. 

Finalmente vi un capítulo de Futurama y vi al hombre del horóscopo diciendo que estamos e una mala racha por causa de mercurio, y que durará hasta el 26 de noviembre. 
Ahora me voy a buscar a la Anto al colegio. 

Y si pasa alguna cosa, ya saben, mercurio lo hizo otra vez.  

PS: La dieta está bien. 
PS2: Habían notado lo mucho qué me gusta usar comillas? 
PS3: SALUDOS A LA CAMILA :) 

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Para ser como una sirena... hay que tomar HARTA agua.


Tramo 1. Día #3

Los camellos pueden resistir hasta tres semanas caminando por el desierto sin hidratarse. Sin embargo al llegar a un oasis son capaces de almacenar en su estómago más de 100 litros de agua. Yo debo tomar mínimo 2 litros de agua al día, y... bueno, digamos que sería el peor camello en la historia de la humanidad. 

La hoja dice claramente "mínimo dos litros de agua al día", lo cual me hace pensar en muchas cosas, entre ellas me recuerda cuando estaba embarazada por dos razones: la primera es, claro, la cantidad de agua que era capaz de consumir (imagínenme (o recuérdenme) cual Juno paseando una enorme botella de agua por toda la casa. 5 litros que duraban nada). La segunda razón es... la cantidad de veces que voy al baño. 

En ese entonces, tenía la velocidad de micción de un niño de 6 años... y ahora es casi lo mismo. Como no puedo comer dulces, me tomo un té. Y como sigo sin poder comer dulces, me tomo otro té (el 75% del cuerpo humano es  agua... bueno, en el mío seguramente es té). Sin embargo no tengo costumbre de tomar tanta agua, por lo que se me hace difícil de todos modos mantener ese ritmo, porque en general uno a duras penas se toma un litro. Y el litro y medio MINIMO que falta? (porque eso es lo otro, 2.5 lts es un mínimo, una amable sugerencia). 

Ahí es donde trato de innovar, de sorprenderme a mí misma buscando varios tipos de té, uno que otro café, té helado, té caliente, agua del manantial de no se donde chucha... y así.


Con este me las doy todas las mañanas y soy la envidia de los hipsters madrugadores. 

Y bueno, también sigo con la escasez de comida en general. Ayer moría por un Yoghurt, pero olvidé los míos en la casa. Así que salí a buscar un maldito Yoghurt descremado y no batido. Y no lo encontré. Me encontré hasta con la mamá de una conocida que no veía hace 400 años Y NO ENCONTRÉ EL ESTÚPIDO YOGHURT. Sí, a medida que pasan los días, parece que ya no soy tan simpática. 

El papel también dice que al 3er o 4to día voy a ofrecer mi alma por algo dulce, pero eso no es cierto. Lo hago desde el primer día. Siento de todas maneras la falta de azúcar,pero hablando en serio, no siento hambre, la desesperación creo que va por "saber que no puedo comer", nada más. Bueno es una de las razones por las que decidí hacer este blog diario, para -como diría la Antonia - "no caer en tentación".  

Igual dentro de todo sigo una rutina más o menos ocupada, me levanto temprano, voy a dejar a la Antonia al colegio, trabajo y no tengo demasiado tiempo para pensar en estas cosas. Pero con lo alaraca que soy, igual estoy en ese incómodo momento en que todo me parece aterradoramente tentador (y ni siquiera sé si esa palabra existe). 

Pero me puse proactiva para hacerme la costumbre de tomar agua. Anduve para todos lados con una linda botella verde, cosa de que cada vez que la viera, tomara agua. Pero el día fue complicado... 
Cuando tomas mucha mucha agua efectivamente sientes muchas muchas ganas de ir al baño... y si trabajas caminando por el centro de allá para acá... eso tal vez pueda ser un problema. 

Hay una escasez atroz de baños en el centro de Santiago, y añoras ese momento en que -siendo ñino -podías simplemente "hacer en las plantitas". Ahora el cuento es que he tenido que entrar a una diversa clase de lugares para saciar los deseos purificadores de mi vegija (ya que en la orina eliminas toxinas y toda esa mierda... bla bla bla, lenguaje de dieta). Desde los adorables institutos, el baño de los tribunales de familia, el baño de discapacitados de los tribunales de familia, el baño de la corte "ese que está como en un "patio" interior donde la gente se arranca a fumar, tribunales civiles e incluso esos subterráneos que valen como $300. 

Ustedes comprenderán que uno de los PEROS más molestos es... la falta de papel higiénico o de alguna noción de higiene... así que he sufrido. 

Pero bueno, volvamos al resto del día. Mi celular, decidió atentar contra su vida y en parte lo logró, así que el servicio técnico de Entel me dio un horrible celular demasiado touch para mí. De repente es una historia graciosa: 
- Hola, mi celular murió, necesito que lo arreglen. 
- (la tipa mira el celular) Y hace cuanto lo tienes? 
- Poco más de un año (mentira), pero tiene plan, y necesito otro, porque no puedo quedarme sin teléfono (aquí entre nos, sufro de monofobia). 
- Ah, tienes plan, cambia el equipo entonces (y lo dicen con esa ligereza...). 
- Eh... no, en realidad no quiero un celular nuevo todavía. 
- Pero cámbialo, mira anda a esa ventanilla de allá... 
- Mira, eventualmente cambiaré mi celular, pero no ahora, no en estas circunstancias donde vengo a dejar mi teléfono en el servicio técnico y me dan otro de reemplazo. 
- Deberías cambiarlo (dijo, meneando la cabeza como advirtiéndome, en lugar de apurar la causa para las otras mil personas que había ahí). 
- Servicio técnico. (y de mala gana me cambió el teléfono). 
Por esta cochinada... 

Lo gracioso de todo esto, es que cuando iba a  5 cuadras inspeccionando al "reemplazante", sentí las manos vacías, no del otro celular. Sino de la linda botella verde que me dio demasiada lata ir a buscar. 

Y ahora... al baño. :(


PS: Una nota amable sobre los Yoghurts... los hay de coco, y son bakanes. :). 


Pueden creer que me tuve que poner a dieta para descubrir un maldito yoghurt de coco??  Soy un desastre. 

martes, 6 de noviembre de 2012

Fuuu!! (O una serie de errores involuntarios).

Tramo 1. Día #2. 

Siempre creí que el principal detractor de la dieta era mi papá. Ya saben, verlo sentado en el sillón, debatiendo la mirada entre encararte o seguir viendo las noticias, alegando como si me hubiera vuelto vegetariana o algo así. También pensé seriamente en que la tentación de la vida social podría constituir un problema (especialmente ayer, en la reunión de apoderados de la Antonia, cuando esa mujer maliciosa abrió una lata grande de galletitas, que pasaron delante de mí como un millón de veces...). Sin embargo hasta ahora el único factor REALMENTE problemático... he sido yo. 

La impaciencia. Sí, es cierto, empecé la dieta ayer y ya estoy preguntándome cada 25 segundos si estoy más flaca. me miro 3 mil veces más al espejo, así como "ya bajé de peso? no?.... y ahora?" Sí, temo obsesionarme con esto, pero igual reconozco que hay un tema de paranoia aquí del que hablaré en un rato más. 

El sueño. Son las 6 de la mañana del martes 6 de noviembre. Me levanto, miro el teléfono, tomo agua (porque tengo que tomar al menos dos litros de agua), me estiro, voy a la cocina a preparar la colación de la Antonia (prendo la tele, porque a las 6 de la mañana está todo muy silencioso): saco del refrigerador un yoghurt de durazno y su jugo de multifrutas. Tomo un plátano y empiezo a picarlo en el pote de colación, saco la última parte, que a ella no le gusta y me la como como siempre... 

Mierda. No puedo comer frutas. 
Entonces recuerdo las sabias palabras de la Paola: "Tienes que ser estricta y muy obediente". Porque el tema es que el cuerpo sienta la falta de azúcar y comience -en defecto -a quemar calorías, para conseguir lo que necesita. 

Moraleja? Post-it, por todos lados!!!! 

La flojera. La Lorenza es la más servicial de todos. Y yo la más regalona. Y hoy -como siempre -ella me ofreció un té. Yo acepté -como siempre también - y le dije que por favor en lugar de azúcar le pusiera endulzante. Ella me dijo que sí. No lo hizo. Segundo error del día: Una cucharada de té MUY dulce. 
Moraleja? Si quieres que las cosas se hagan bien... ya saben. 

Entonces puedo llegar a la triste conclusión de que he perdido el día de hoy y el de ayer, pero trataré de reponerlo de alguna manera... entonces... 

La paranoia... 

I don't know what I'm doing. Te conviertes un poco en un vigilante de la comida, no queda de otra. Supervisar cuanta cosa tienes en tu plato, casi como si fueras a encontrar veneno ahí. Aunque claro, si nos queremos poner dramáticos, es veneno para mis esbeltos propósitos. Por otro lado, esto me vuelve más proactiva frente a lo que como, lo cual tampoco es malo, sólo es común y molesto. 

Bueno, en  un rato más tengo que partir a la reunión con la profesora de la Antonia, que con sus calabazas con dulces tampoco es la más solidaria con mi proceso. 

Yo espero, no seguir equivocándome, porque siento que ya perdí un el día de hoy y el anterior. Soy un mono. Nunca más. Ya entendí por qué había que ser tan obediente y disciplinada. Las dietas se ganaron hoy un lugar (chico) en mi escala de respeto, porque por muy permisivas que parezcan, siempre serán más sacrificadas que todo. :O 

Fin de la transmisión (por hoy). 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Sin pan ni pedazo (literalmente)

Tramo 1: Día #1

Es Lunes 5 de noviembre, y la Javiera pesa 55 kilos. En teoría la dieta comenzaba ayer, pero recibí el descarnado ataque del postre de manzanas de mi mamá, así que -como dijo mi hermana -esa fue la despedida. 

Sin embargo fue lo único azucarado que comí (en serio), hasta ese momento me había "rellenado" con botellas de agua y galletas de arroz. 



$450 en E-market, el lugarcito koreano del que les hablé antes. Pueden comprarlas dulces, salada o sin sabor. (Sí, el arroz es carbohidrato, pero me lo paseo :).
Hoy el desayuno fue un revoltijo de huevos, jamón, queso y café. Ya echo de menos la leche, pero el pan no realmente. 

Durante este tramo las principales prohibiciones son la leche, harina, azúcar, frutas y alcohol. Así que durante los próximos 10 días parece que estaré tratándome por alcoholismo también. 

Pero puedo tomar de esto! Es té verde endulzado con sucralosa. Lo venden en el Líder. 

Llevo menos de 72 horas en esto, pero ya me doy cuenta del factor antosocial que es estar a dieta. Al parecer nuestra vida social gira en torno a la comida (o al hecho de comer, en verdad). Nos juntamos a tomar helado, a comer pizza, a tomarnos una cerveza o un café. Rara vez es para ir de paseo (al que también se considera la comida) o hacer algo que no incluya digerir. Incluso si nos juntamos a fumar o a tener sexo; si vamos a fumar hay que pensar en el bajón y para lo otro... bueno, casi siempre parte como una "salida a comer" (o a ver una película). Ahí la petición cambia y sin darnos cuenta, cuando no hay comida en medio, pasamos de un "juntémonos" a un "acompáñame?". 

Como sea, aunque las convenciones sociales nos arrastren con tentáculos invisibles al maravilloso mundo de la comida, tengo que mantenerme firme! Pero las tentaciones están... 

Ayer hablando con mi mamá: 
- Vamos al Emporio?
- Yiaaa!!! (Pausa para pensar en lo que acabo de decir) Noooo!!! No puedo :(. 
- Oh, lo siento... Pero te tomas un helado de agua. Tienen helados de agua, no? 
- No puedo, mamá, tienen azúcar. 
- Pero no tienen helados de agua y sin azúcar? 
- No.. no lo creo. (porque técnicamente eso sería NIEVE). 
- Entonces te tomas un juguito. :) 
- No puedo comer frutas. 

Y así desaproveché una ida al Emporio de la Rosa (por la chucha!!). 

Almorcé como tortuga. Lento y puras plantas. Y de postre? Uno de estos: 

De estos puedo comer. Ojo que tienen que ser DESCREMADOS y no  batidos.  También me como uno al mediodía. Saben a nada :(. 

Hoy tengo reunión de apoderados de la Antonia. Supongo que llevaré maní para capear el snack de media reunión y no morir de hambre mientras las tías muestran ABSOLUTAMENTE todas las fotos que han sacado desde marzo hasta ahora. 

PS: NO subiré fotos de mi evolución en consideración a la salud mental del adorable lector. Subiré todas las fotos al final del proceso. 

PS2: Aprovechando que es cinco de noviembre... Cuántos de ustedes pusieron "remember, remember" recordando a Guy Fawkes? Cuántos recordaron a V? Cuántos porque lo dijo Natalie Portman en una película? Cuántos, porque vieron que los demás lo hacían y querían sentirse rudos, porque salía el mono de anonymous? Y cuántos consideraron todo esto y en verdad no pusieron "niuna wea"? 

sábado, 3 de noviembre de 2012

Marcha Blanca.

Tramo 1: Día #0.- 

Estoy a dieta. Sí, ese proceso en el uno come distinto y por un montón de razones químicas y biológicas... pierde peso. 

No, no voy a discutir, defender, siquiera exponer los motivos que me llevaron a tomar esta decisión, porque no quiero :). Pero lo que sí quiero hacer es contarles acerca de esto por dos razones: La primera es que sino hago algo "extra" me aburriré y abandonaré la dieta (y no estoy dispuesta a tener hambre por las puras), y la segunda razón es que me gusta mucho contar cosas. 

Cuando uno oye acerca de la "dieta Cetogénica" siente que suena a algo que mencionaron en un matinal o que apareció súbitamente en Cosmopolitan. Saben qué? Es probable que esta "dieta para flojos" (como yo) tenga algo de eso. Decidí comenzar oficialmente mañana, pero me tomé el día de hoy como una "marcha blanca", para hacerme a la idea y "prepararme", o lo que en buen chileno es prepararse: investigar arduamente sobre cómo hacer trampa. 

Y ha sido un webeo!! 

El supermercado. Siempre me reí de las personas que convertían el pasillo de la comida integral en biblioteca, o al staff de contadores de calorías en la góndola de las galletas. Y en qué estaba yo hoy? En eso, buscando qué PODÍA comer. 

Una de las cosas chistosas (que en un par de días sentiré que es una tragedia) de esta dieta, es que te reitera el hecho de ser muy liberal, y de alguna manera permisiva... BULLSHIT!! En estricto rigor no puedes comer muchísimas cosas, aunque la palabra "ilimitado" brille debajo de una lista de... de puras weas en verdad. 

La persona que me recomendó esta dieta (en adelante "Paola") me reiteró que tenía que ser súper estricta y obediente, porque, cual maldición gitana, si rompía la dieta subiría el doble de lo que me proponía bajar, sería infeliz y eventualmente moriría (no, no tanto, pero sí me dijo que el efecto rebote era severo... no quiero saber cómo lo supo). 

Ahí caché que puedo comer cabritas como snack (y maní), de esas que metes al microondas, y cuestan como $500
La primera vez que vi estas cabritas fue en el Blockbuster... aún existen los Blockbuster? 

"Deme 3 tipos de eso". Dentro de lo que puedo "beber" está el té "en cantidades ilimitadas". Por qué será que cuando uno lee-escucha la palabra "ilimitado", se imagina cantidades industriales de algo? O sea, ilimitado también quiere decir que no tengo un mínimo, o no? Bueno, pero para variar me estoy yendo por las ramas. El cuento es que si puedes comer algo, hazlo en todas las variedades existentes, y si quieres variedades de té para no aburrirte jamás... ve a un local Koreano. 

Así fue como llegué al té de ciruela, cuatro frutos, damasco, melón, pelo de choclo, calabaza, unicorno, no sé, lo que sea. Todos con un amable koreano famosillo en la caja. Adorable, pero caro (alrededor de $4500 por caja), y lamentablemente no tienes la opción de algo surtido (para probar).  Sin embargo, por $1500 me llevé una cajita de té de cebada (con un rico sabor a natur, aunque al principio huele un poco a tienda de mascotas), recomendado por mi amiguita Camila, que me dio una muestra gratis. 


Té de Cebada "para bebés" (ni idea de cómo es la versión para gente grande). $1500 en E-Market de Patronatolandia. 


Y es tan sano, pero tan sano... que no tiene NADA, jajajaja. 

Así que bueno, los invito a seguir mis aventuras, desventuras, pensamientos fugaces y... bueno, acompáñenme mientras me cago de hambre :). 




PS: La Antonia acaba de llegar con una Calabaza de plástico llena de dulces... Halloween, no me estás ayudando. 

martes, 29 de mayo de 2012

Comic sin Con :O

Bueno, hay harto qué contar en pocos días... y primero pensé en tratar de hablar de todo, pero la verdad es que cada cosa tiene su espacio (supongo)... y como nada es más importante que todo... vamos por orden cronológico (que es mejor). 

Primer tema: Querido Blog, el Sábado fui a la Comic Con. 

Me habría gustado harto ir el Domingo también, para ver a la Tamara, y creo que se lo comenté por facebook y al preguntarle cómo le fue, ella me dijo algo bien cierto: "Lo pasé bien, pero la Comic Con fue malaaa :( porque no era una "Con"... weon no tiene nada de corazón". Y yo SÚPER de acuerdo. Después me dijo que el Nico había hecho una crítica en su sitio. Así que la leí...

Y sentí que me tocaba aportar mi granito de SANA crítica. 


No quiero destruir el evento, para nada. Me encanta que Chile se esté abriendo a estos espacios tan diferentes y por otro lado tan entretenidos... pero no todo es miel sobre hojuelas. 

La Comic Con es un evento que en Chile se viene haciendo desde el año pasado, así que como no puedo compararla con la original (aunque espero poder hacerlo algún día), tomaré como referencia la propia Comic Con Chile 2011. 

Al igual que el año pasado fui el día Sábado, a mitad del evento, cuando va la mayoría de la gente y es el día oficial del Cosplay. A mí me encanta disfrazarme, pero mi única motivación -en buen chileno -es el amor por el webeo. No busco presea alguna, o ningún mérito de caracterización más que el de pasarlo bien, pero eso no quita que me guste ver Cosplays bien hechos o bien novedosos (el tipo que andaba de SIM me pareció increíble, y dudo mucho que haya gastado más de 3 mil pesos en su "elaborado" traje... simpático). 
Grandes ausentes este año fueron Spiderman y Green Lantern, pero debo confesar que el tema estuvo un pelín más variado que el año anterior (Salvo la esperable avalancha de Jokers, por supuesto... inevitable), aunque de todos modos se valora que pese al frío los disfraces vayan igual, muchos bien bonitos y envidiables.
Una de las variantes respecto al Cosplay fue que este año se hizo una selección anterior, con lo cual la idea -supongo -era llevar buenos disfraces al escenario. Se agradece, pero lo que no se entiende es que la propia organización, que conoce la magnitud y las reacciones ante este tipo de eventos, OTRA VEZ no dispusiera de un sistema de custodia para que los pobre superhéroes y súpervillanos guardaran sus mundanas pertenencias. Porque si no conocías a alguien en otro stand que te guardara las cosas por la sola buena onda... entonces estabas destinado a andar con el bolso para todos lados, chocando con la gente.

Ahora me refiero a las personas: De verdad tengo sentimientos encontrados con esto de la creciente popularidad ñoña. Me referiré a eso más adelante, otro día o quizá nunca, pero de que me incomoda, me incomoda. De todos modos (y siendo bien contradictoria) me gusta que este tipo de iniciativas sean panorama para todo el mundo. Le da diversidad al cuento y eso es bueno (ver las mismas caras en todos los eventos es... ver las mismas caras en todos los eventos). Sin embargo deberían tener ojo también con eso. El año pasado el evento no fue tan masivo, y tuve la oportunidad de asistir con la Antonia. Lo pasamos increíble, siendo mi única queja el hecho de que los tontos de Glee le quitaban los Legos (a una niña de, en ese entonces, dos años, pueden creerlo?). Como no había tanta gente, la Anto pudo correr y jugar un poco a sus anchas, mirándolo todo, tomándolo e incluso preguntando. Algunas personas tuvieron la oportunidad de conocerla y todo. El sábado pasado esto era como una maldita feria navideña, niños MUY chicos, MUCHA gente, y cero rotación de personas (o sea, se entiende, 5.500 pesos de entrada es como para decir "me quedo todo el día", pero de verdad vi como a cuatro cabros chicos a punto de perder un ojo con los bordes de las mesas o a manos de la punta de la espada de alguien más). Mucha gente y POCO QUÉ VER, y aquí me sumo definitivamente al comentario de Nico: era como si tomaras el pasillo de los comics de la feria del libro y lo extendieras. NADA nuevo y todo MUY desordenado. Y nunca endendí por qué había stands como de animación japonesa, si la Animexpo es en otro lugar, en otro momento. Yo nunca he visto a Batman en una Animexpo (y llevo hartas en el cuerpo), y de repente si seguías caminando estaban los Steampunks... POR QUÉ?? hay eventos de vestuario, modas y tendencias... y no era este. No puedo ser tan injusta y decir que lo pasé mal, porque no fue así, me encontré con MUCHÍSIMA gente que pese a la lluvia salió de su madriguera a dar un par de vueltas y eso se agradece. Sé de muchas otras personas en otros stands que pucha que le pusieron corazón al cuento, desde reportear desde muy temprano hasta muy tarde, o donar tiempo (que es un bien bastante escaso) para elaborar un precioso dragón. Como sea, la gente era TANTA y tan poco respetuosa (tanto de los espacios como de los stands y del hecho de que hubiera niños) que de todas maneras no te daban ni ganas de caminar, mucho menos de disfrutar esos pequeños detalles (no, el dragón era bien grande en verdad).


Después estaba el ánimo consumista de quien les escribe. Todo el mundo sabe que me encanta comprar cosas... a quién no? me gustan las ediciones bonitas, las buenas traducciones y sobretodo los buenos precios. Y uno espera en estos eventos encontrarse con ese tipo de cosas, y además con "algo qué comprar". No sé si era por el frío o por la cantidad de gente, o la lluvia o la posición de los planetas, pero NADA me movió el piso. Y eso es rarísimo, en serio. En casi todos los stands vendían las mismas cosas, no podías comprarlo todo y me encontré con la cosa más insólita del mundo: STANDS SIN SISTEMA DE TARJETA. O sea, de verdad, si yo quería comprarme cuarenta y cuatro mil ochocientos comics que me salían por un total de 100 mil pesos TENDRÍA QUE TENER LA PLATA EN LA MANO? Me muero. Yo sé que parece comentario de mina y todo, bueno, lo siento, es lo que hay. 

Pucha, la Antonia me acaba de llamar para ver "Spirit" (la película del caballo) por millonésima vez, así que se me fue toda la onda. Pero creo que no había mucho más qué decir. Lo último que quiero decir es acerca de los medios y de la gente relacionada a estos temas. Yo respeto a la tele, porque de alguna manera todos somos esclavos de su basura diaria en alta definición (nos guste o no, todos vemos tele), pero cuando escucho gritar "Ahí está el Guasón! (además de que me carga la palabra "Guasón") Te derrotaremos, Guasón! ya tenemos la Kriptonita!", es como para que te sangren los oídos un poco, o no? Los canales de televisión han producido ciencia ficción más de una vez, o incluso series que podrían promocionar en ese espacio... o no?


Ya, realmente se me fue la onda, así que cambio y fuera :) 

miércoles, 23 de mayo de 2012

Nadie sabe y todos comentan :).-



Estaba en facebook. Sí, igual que ahora y que siempre, porque cuando activas facebook en un dispositivo móvil... te condenas a estar eternamente conectado (aunque físicamente no estés ahí). 
El tema es que me topé con un artículo en otro blog que hablaba sobre Valentina Roth (pobre del que pregunte quién es, porque le vuelo su cara de raja). No la defendía, pero de alguna manera justificaba su actuar libertino y exhuberante, promiscuo y -de una u otra manera -poco sutil. La animaba a seguir esa línea el tiempo que ella quisiera, que aprovechara su vitalidad, y recopilara de sus amantes toda la experiencia posible. 

Honestamente no podría estar más de acuerdo.  

Antes de eso, un amigo, Allan, que mientras lee esto deberá hacer mención a mi blog tal como yo hago mención al suyo :), decoraba su estado con la evidente falta de sorpresa con la "salida de clóset" de Jim Parsons (remarco las comillas, porque en verdad no sabría decir si eso era realmente un clóset o uno con puertas de vidrio o algo así... Ah! y Jim Parsons es Sheldon Cooper.. y Sheldon Cooper es... Bazinga?). Como sea, una chica comentaba algo así como que qué nos tenía que importar eso?? y si uno se pone a pensarlo bien... Qué me importa? 

Entonces vuelvo a la columna sobre Valentina Roth y llego a un comentario (la columna en sí un poco da lo mismo, el tipo está de acuerdo con la niña y cuenta una anécdota acerca de una ex polola que hacía un muy buen sexo oral) donde una tipa tilda al hombre de machista por sugerirle tal libertinaje a la chica, y que en verdad si a él "como padre" (por qué la gente usará la situación parental para darle gravedad a las cosas?) le gustaría que su hija metiera cinco tipos a la cama para "aprender". Entiendo en enojo, yo también soy mamá y todo eso... pero también soy franca al decir que... si la hija del hombre mete 5 tipos a la cama él NUNCA se va a enterar. 

De repente me molesta un poco ese estado mojigato que adoptamos para referirnos al comportamiento de otras personas, principalmente en lo sexual. Yo no soy de la idea de validar todas las actitudes, pero una cosa es bien cierta, TODOS tenemos tejado de vidrio, un pasado de qué arrepentirnos, un apodo en el colegio, una etapa de curiosidad, una mañana mirando al lado diciendo "Chuuuuuuuuuuuuuuchaaaa" al tiempo que te tapas el arreepentimiento de la cara con las dos manos... supongo que ya entienden a qué me refiero. 

Honestamente creo... que la gente que no hace daño más que a sí misma son completamente inofensivos, que cada uno hace con su trasero lo que quiere y que en realidad lo más machista es tratar de ocultarle a las niñas sus propias pasiones, eso es lo que vuelve al mundo seriamente inestable... no saber por qué algo que se siente tan bien... no está bien.  


La Antonia está muy chica para entender siquiera la mitad de todo esto... pero si un día, en varios años más, me muestra estas mismas líneas y me dice "y dónde está la persona que escribió esto?" Yo... me sentiré orgullosa... y sabré que me estoy poniendo vieja.